Informe de Calidad
Laboratorio de Hormigón






Spectra Ingeniería

La inspección o supervisión en una obra, resulta ser uno de los puntos primordiales durante la ejecución de los proyectos, certificando que los requerimientos del diseño se cumplan.

El análisis minucioso de los métodos constructivos, y en especial el análisis de materiales que se van a utilizar en la construcción forman parte de los estrictos procesos de supervisión que deben realizarse en obra.

Cuando la obra a ejecutar es diseñada en hormigón armado uno de estos procesos se vuelve fundamental y capta la mayor atención en la ejecución de la obra: el control de calidad del hormigón.

Sobre el control de calidad recae gran parte de la responsabilidad debido a la integridad estructural de la edificación.

En el proceso de utilización de este importante material constructivo se realizan pruebas de campo, inspecciones visuales, mediciones, recolección y evaluación de datos, y una de las que más requiere atención es el análisis de laboratorio.

Dicho análisis está basado principalmente en el ensayo sobre probetas cilíndricas de hormigón, realizado por personal técnico especializado en la utilización del mismo.

El control de calidad del hormigón

El control de calidad del hormigón en obra se lleva a cabo principalmente bajo la ejecución de dos pruebas:

  • La prueba de asentamiento, donde se verifica que consistencia tiene el hormigón a través de su grado de fluidez y trabajabilidad.
  • La prueba es la comprobación de la resistencia a la compresión del hormigón a través de la rotura de probetas cilíndricas elaboradas de este material.

La prueba de asentamiento se realiza por lo general en obra, al llegar el camión con el material, justo antes de vaciar el hormigón.

Por su parte, la prueba de resistencia se realiza en el laboratorio de ensayo de materiales, su función es evaluar la calidad del hormigón elaborado y la resistencia característica que este tenga, verificando que se obtenga el material deseado para la obra.

Este procedimiento resulta ser un requisito en las licitaciones para poder obtener certificaciones o base para la solicitud de un anticipo económico.

Los ensayos al hormigón representan el primer paso para el proceso constructivo, entregando la muestra para un resultado que pueda ofrecer calidad y durabilidad de las estructuras que se fabriquen con este material.

Este paso tan importante permite tomar decisiones para perfeccionar desempeños y una buena ejecución de los procesos constructivos.

Los controles de calidad se hacen durante la fase inicial de construcción basándose en normas técnicas que son previamente establecidas de acuerdo al país en el que se ejecute el proyecto.

Es importante destacar que la toma de la muestra debe realizarse por un personal capacitado y conocedor sobre la manipulación y fabricación del hormigón, esto debido a que como no es un proceso complejo y realmente es fácil de manejar se crea mucha confianza y malas prácticas.

Tomar a la ligera este procedimiento conlleva a ejecutar pasos inadecuados que afectan directamente el resultado final, poniendo en duda la estabilidad y calidad del material y su responsabilidad o función en la obra.

Una operación ejecutada de forma correcta refleja el profesionalismo del laboratorista, fabricante o constructor que realice el procedimiento.

El informe de calidad del laboratorio de hormigón

Los ensayos al hormigón se realizan en planta y en obra, habitualmente se presentan inconvenientes en los procedimientos e interpretación afectando y demorando en muchos casos el vaciado, lo que afecta la dosificación de la muestra debido a las tomadas de muestras en el inicio del fraguado.

Esto define la condición de aceptación o rechazo de la calidad del producto.

  • Las condiciones o características de calidad que se solicitan del concreto deben ser plasmadas en el informe técnico entregado al constructor, siendo siempre necesario indicar en este todo lo referente al hormigón, desde su proceso hasta su entrega.

¿Qué debe contener este informe?

  • Datos del proyecto: nombre de la obra y cliente.
  • Datos de obtención de la muestra: resulta la etapa más delicada del proceso siendo la primera, un error en la obtención de la muestra puede influir en los resultados. El producto deber ser suministrado a la obra con los ingredientes y amasado requeridos para producir la resistencia requerida.
  • El fabricante de concreto preparado debe tener especial cuidado con la calidad de su producto entregado en obra, y el constructor debe garantizar que la toma se realiza de forma correcta. En los datos de obtención de la muestra se debe verificar: tipo de hormigón, tipo de cemento empleado y dotación por metro cúbico, tipo de aditivo empleado, lugar de donde se tomó la muestra, hora y fecha de la muestra, cono de Abrams, tipo de probeta y números, método de compactación.
  • Nombre y firma del responsable de la toma de muestra.
  • El tipo de ambiente y condiciones de exposición del hormigón.
  • El uso de aditivos y adiciones en caso de ser utilizado.
  • Unidad de producto: es la cantidad de hormigón que se fabrica de una sola vez.
  • Absorción, peso específico, compacidad, desgaste, permeabilidad, aspecto externo: estos puntos resultan importantes para el control de la calidad del concreto. En el caso del fabricado en la central de producción de concreto, se debe verificar que cada cantidad de producción de concreto esté acompañada por una hoja de suministro debidamente sellada y firmada, que debe ser recibida y archivada por el Constructor y permanecer a disposición de la Dirección de la Obra hasta la entrega de la documentación final de control.
  • Lo relativo a su resistencia a compresión: se refiere a la resistencia de la unidad de producto o amasada, que se obtiene a partir de los resultados de ensayo de rotura a compresión, en número igual o superior a dos, realizados sobre probetas cilíndricas de 15 cm de diámetro y 30 cm de altura, a los 7, 14 y 28 días de edad (según se solicite), fabricadas por el constructor a partir de la muestra tomada.
  • Tipo de curado: se debe asegurar el mantenimiento de la humedad del concreto mediante un adecuado curado durante el fraguado y primer período de endurecimiento del mismo. Este se extenderá según el plazo que se requiera tomando en cuenta el tipo y clase del cemento, de la temperatura y grado de humedad del ambiente, etc. Este proceso resulta importante por su influencia definitiva en la resistencia y demás cualidades del hormigón resultante. Se debe indicar en el informe el tipo de curado utilizado ya sea por riego con agua, protección con láminas de plástico o materiales endurecidos (arena, paja, etc.) o aplicación de productos que provoquen membranas de protección.
  • Su consistencia y tamaño máximo del árido: el control de la consistencia del hormigón ofrece al trabajo del ingeniero encargado de la obra un criterio establecido que le permitirá aceptar o de rechazar las amasadas de hormigón, permitiendo descubrir anomalías en la dosificación, especialmente por lo que a la dosificación de agua se refiere. La determinación de consistencia durante el vertido, debe producirse entre ¼ y ¾ de la descarga.
  • Método de transporte al sitio utilizado: parece un punto poco importante, pero se debe tener especial cuidado debido que es un procedimiento que garantiza la llegada del concreto en las condiciones que se necesita en obra, sin presentar modificaciones en las características originales a su producción. Para evaluar y poder aceptar el volumen del concreto transportado, se debe tomar en cuenta los siguientes límites sin ser superados:
    • Cuando el concreto es amasado en amasadora móvil el volumen del hormigón transportado no debe exceder de los 2/3 del volumen total del tambor.
    • Cuando el concreto es amasado completamente en la Central y luego es transportado en camiones, el volumen del hormigón no debe exceder del 80% del volumen total del tambor.
  • Tipo de planta y equipo para el estudio de la muestra.
  • Tiempo de espera para vaciado del Hormigón: se debe tener en cuenta el tiempo límite de uso del concreto en una hora y media desde el momento de su fabricación, esta condición resulta muy significativa y debe expresarse en la hoja de suministro. Cualquier rechazo del hormigón, fundamentado en los resultados de los ensayos de asentamiento, debe ser realizado durante el tiempo que dure la entrega a la persona responsable de recibir el material.

Otros datos que se deben tomar y plasma como parte del informe técnico a la hora de recepción del hormigón son: tipo de hormigón, suministrador del hormigón, número de matrícula del camión, hora de carga, hora de entrega, marca y tipo de cemento, contenido en metros cúbicos y alguna otra observación.

Referencias:

Compártelo con un Amigo:

Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on skype
Skype
Share on email
Email
Share on print
Imprimir